es  |  eus  |  en  |  fr
Síguenos en
logo_facebook logo_twitter instagram podcast logo_contacta
logo_abao
Jueves 04 de Junio del 2020

Entrevista Juan Carlos Matellanes, El Correo


Versión PDF

Juan Carlos Matellanes | Presidente de ABAO

«Una quinta función permitiría compensar la reducción del aforo»

 

César Coca. 04.06.2020

Cierra la temporada limitando los daños artísticos y económicos del virus y se prepara para la incertidumbre de la próxima

La temporada más difícil en la historia de la ABAO termina sin grandes daños: con aplazamientos pero no suspensiones de los programas previstos y con las cuentas a salvo. Otra cosa es la incertidumbre con la que se afronta la 2020/21, con numerosas incógnitas sobre la mesa que obligan a dibujar escenarios muy diferentes. Juan Carlos Matellanes, presidente de la entidad, adelanta en esta entrevista que habrá más funciones de los primeros títulos para compensar la reducción del aforo.

 

¿Qué perjuicios ha supuesto la pandemia para la ABAO?

Se ha retrasado el 'Stabat Mater' a mayo de 2022 y 'Anna Bolena' a noviembre de ese año. Mantendremos los mismos espectáculos con el mismo nivel de calidad y no se ha anulado ningún contrato. Eso sí, se intercambian las sopranos del 'Stabat' y la ópera, un cambio obligado por sus propios compromisos. Es lo único.

 

¿Qué acogida han tenido las iniciativas que han tomado para estar presentes en internet en estos meses?

Hemos hecho un gran esfuerzo con el programa 'ABAO en casa', que ha supuesto ofrecer 60 horas de emisión. Los dos actos de clausura del mismo serán el concierto de Leo Nucci, ya exhibido, y una sorpresa que pondremos en la web en diez días. Hasta ahora hemos recibido 120.000 visitas. También hemos vuelto a la ópera en la radio.

 

¿Y el impacto económico?

Ha tenido efectos contrapuestos. Por un lado, hemos devuelto la parte alícuota a los socios y la taquilla de 'Anna Bolena' y el concierto. Habíamos tenido gastos de gestión que no hemos recuperado, pero en cambio no hemos debido hacer frente a los cachés ni los alquileres, con lo cual el saldo nos es ligeramente favorable. Por otro, solicitamos un ERTE para casi toda la plantilla.

 

Han pedido a los socios la donación de la parte correspondiente a la última ópera. ¿Cuántos la han realizado?

El 82% de los socios, por una cuantía similar. El volumen máximo que podíamos recibir era de 447.000 euros y han sido 366.000.

 

Ese dinero va al fondo social. ¿En cuánto está ahora?

Al comienzo de la temporada estaba en algo más de 700.000 euros y teníamos previsto un déficit de 580.000 que por las razones ya explicadas será bastante inferior.

 

La próxima temporada termina el ciclo 'Tutto Verdi' con 'Alzira'. ¿Se puede hacer ya un balance de lo que ha supuesto?

Para ABAO ha sido un antes y un después. Ha reforzado nuestra presencia nacional e internacional. Y era un proyecto que al principio no muchos pensaban que fuéramos a concluirlo. Pues lo terminaremos, y a lo grande, porque la temporada próxima, además de 'Alzira' dedicaremos el concierto anual a Verdi, con seis cantantes, la dirección de Roberto Abbado y la interpretación, por primera vez en Bilbao y en la versión original para tenor y coro mixto, del 'Himno de las Naciones'. También habrá otra actividad que estamos ultimando, con la presencia de una figura internacional. Con todo ello, Bilbao será la ciudad de Verdi durante unos días.

 

Al margen de Verdi, ¿cómo han planificado una temporada con tantas incógnitas?

La filosofía ha sido la de ser prudentes. Todo apunta a una situación más benévola en cuanto a la pandemia y hemos previsto todo en las condiciones de máxima seguridad, reforzando los protocolos que se van a llevar a cabo en las instituciones líricas en cada fase del espectáculo.

 

¿Qué tienen previsto respecto de los aforos?

Que es probable que no se pueda llegar al 100% antes de Navidad.

 

¿Y entonces qué harían con los dos primeros títulos?

Tendríamos que buscar soluciones, como hacer más funciones. Está casi cerrado que si fuera necesario pudiéramos montar una función adicional con el mismo plantel o si acaso con algún cambio mínimo. Habría que mover a los socios... ya veremos cómo. Con un aforo del 70-80% y una quinta función -para la que puede que habilitáramos incluso el ensayo general- resolveríamos el problema.

 

¿Les han llamado para ofrecerles ayuda de alguna institución, o una rebaja en el alquiler para la próxima temporada?

De momento no hemos hablado del alquiler. A fecha de hoy nos hemos acogido a todas las posibilidades que hay de obtener ayudas y conseguir créditos especiales. Las instituciones han agilizado la entrega de las subvenciones correspondientes a este año, y eso se agradece. Pero necesitamos saber el planteamiento para el próximo curso. Para conseguir el equilibrio presupuestario ya hemos hecho unas cuantas cosas y los socios, también. Estamos a la espera de sentarnos a hablar.

 

¿Temen una caída del número de socios?

Para la temporada 20/21 ya está cerrado el plazo, pero sí tememos que en la siguiente pueda caer un 10-5%. De todas formas, el modelo lleva tiempo cambiando porque hay gente que no quiere un compromiso para cinco títulos y prefiere sacar entradas para dos o tres. Hasta ahora casi hemos compensado lo que perdíamos en socios con lo que ganábamos en taquilla.

 

¿Cree que las administraciones están tratando en esta crisis a la cultura como se merece?

La cultura ya salió muy tocada de la crisis anterior y le costó mucho recuperarse. De hecho, aún no habíamos alcanzado los niveles previos a 2008. Lo público sufrirá menos que lo privado, pero siendo realistas la ABAO ha pasado por muchas crisis y esta no será la última. Por suerte, siempre hemos gozado de la confianza de las instituciones que nos apoyan. Confío en que en los próximos meses hallemos una solución estructural.

 

¿Tiene pesadillas con la posibilidad de un segundo confinamiento?

Tenemos posibles fechas alternativas para las dos primeras óperas de la temporada, así que eso lo tenemos cubierto.