es  |  eus  |  en  |  fr
Síguenos en
logo_facebook logo_twitter instagram podcast logo_contacta
logo_abao
UD se encuentra en > Ópera > La Bohème
Cortes de tráfico en la función del sábado 20 por el maratón, más información aquí

La Bohème

Giacomo Puccini

Representaciones

Sábado 20 de Octubre de 2018 19:30h
Martes 23 de Octubre de 2018 19:30h
Viernes      26 de Octubre de 2018    19:30h
Sábado 27 de Octubre de 2018 19:00h  
Lunes 29 de Octubre de 2018 19:30h

Patrocina

Fundacion BBVA

FICHA

  Mimì Ainhoa Arteta  
    Vanessa Goikoetxea* (ob)  
  Rodolfo Teodor Ilincai*  
    Martín Nusspaumer* (ob)  
  Marcello Artur Ruciński  
    José Manuel Díaz (ob)  
  Musetta Jessica Nuccio*  
  Schaunard David Menéndez  
  Colline Krzysztof Bączyk*  
  Benoit / Alcindoro Fernando Latorre  
       
    Euskadiko Orkestra Sinfonikoa  
    Coro de Ópera de Bilbao  
  Coro infantil Sdad. Coral de Bilbao  
       
  Director musical
Pedro Halffter  
  Director de escena
Mario Pontiggia  
  Escenógrafo y vestuario Francesco Zito*  
  Iluminación Bruno Ciulli*  
  Director del coro
Boris Dujin  
  Director del coro infantil
José Luis Ormazábal  
       
  Producción Teatro Massimo di Palermo  
       
  (ob): Opera Berri    
  *Debuta en ABAO-OLBE    

 

 

 

Nueva edición del programa Opera Berri el sábado 27 de octubre

 

El 27 de octubre tiene lugar la decimotercera edición del programa Opera Berri, iniciativa que ABAO-OLBE desarrolla con el doble objetivo de acercar la ópera a nuevos públicos con títulos populares, y poner la ópera al alcance de todos con entradas que se pueden adquirir a menos del 50% de su precio habitual.

 

En esta función debutan dos promesas del mundo de la lírica en los papeles principales, la soprano duranguesa Vanessa Goikoetxea como ‘Mimì’ y el tenor uruguayo Martín Nusspaumer como ‘Rodolfo’. Junto a ellos el barítono José Manuel Díaz como ‘Marcello’. El resto del cartel, así como la dirección musical, orquesta, coro y dirección escénica, se mantiene igual que en el resto de las funciones programadas.

 

AUDIO

Conferencia Horizontes: Ainhoa Arteta y Pedro Halffter en el Museo Bellas Artes Bilbao
Che gélida manina. Stefano Secco
Donde lieta usci. Inva Mula
O Mimi, tu più non torni. Stefano Secco, Simone Piazzola
Dunque è proprio finita?. Izabela Matua, Javier Tomé, Carmen Romeu, Simone Piazzola

DOCUMENTOS

pdf
Scena

DOSSIER DE PRENSA

pdf
Dosier

LA BOHÈME

 

Localización: París, hacia 1830

 

 

ACTO I

En una buhardilla del Barrio Latino de París viven cuatro amigos artistas, dos de los cuales, el poeta Rodolfo y el pintor Marcello, se encuentran allí y tratan de trabajar en sus oficios, pero un frío extremo se lo impide. Es Nochebuena. No tienen material que quemar en la estufa. Marcello sugiere sacrificar una silla, pero es Rodolfo el que destruye en el fuego, no sin humor, el manuscrito de un drama propio. Se incorpora a la pareja el compañero y filósofo Colline en busca también de un ambiente confortable, y en seguida irrumpe en la habitación el cuarto artista, el músico Schaunard, que ha logrado un dinero gracias a la manera divertida que trata de exponer sin que nadie lo atienda. Trae comida, vino y leña, y aún le quedan algunas monedas, por lo que propone que salgan todos a la calle a festejar la Navidad para así conservar como reserva las provisiones que acaba de aportar.

 

Llama a la puerta el casero, Benoit, y solicita entrar. Viene a cobrar el alquiler. Los bohemios lo envuelven, ignoran su factura, que contiene el último trimestre impagado, le ofrecen vino y beben con él. Al mismo tiempo le interrogan sobre su vida amorosa y él, enardecido, hace referencia a alguna de sus aventuras. Al confesar de pasada que es casado, los amigos simulan estar escandalizados por su comportamiento inmoral y le expulsan de la buhardilla. Luego, todos menos Rodolfo, que debe terminar un artículo y se les unirá de inmediato, parten hacia el cercano café Momus.

 

Solo ya, Rodolfo escucha un golpe en la puerta y una voz de mujer. Es Mimì, vecina de la casa, que busca una cerilla para iluminar su candela. Rodolfo la hace entrar y Mimì sufre un leve desvanecimiento, y la llave de su habitación y la candela caen de sus manos. Rodolfo la sienta y trae agua para humedecerle el rostro y un poco de vino para hacerla reaccionar. Sintiéndose mejor, Mimì se dispone a marchar cuando echa en falta su llave. Su luz vuelve a apagarse y Rodolfo extingue de un soplo la suya. En la oscuridad buscan la llave y sus manos se encuentran. La de la muchacha está muy fría y Rodolfo pretende calentársela. Aunque Mimì trata de retirarla, él se la retiene y pasa a referirle la historia de su vida y sus deseos. A continuación será ella quien lo haga.

 

Los amigos de Rodolfo lo requieren desde la calle, pero él confiesa estar acompañado. El amor ha hecho presa en la pareja y, en medio de las encendidas declaraciones de ambos, Mimì sugiere acompañar a Rodolfo a unirse con los otros artistas en el Momus.

 

 

ACTO II

El café Momus rebosa de clientes, que ocupan también mesas en el exterior. Por allí transitan los vendedores ambulantes ofreciendo sus productos con alegre bullicio, y entre una multitud de hombres y mujeres, obreros, estudiantes, burgueses, niños que persiguen la carreta de Parpignol, el vendedor de juguetes, se mezclan los cuatro amigos y Mimì. Estos se sientan y piden la comida. Rodolfo ha comprado a la muchacha un gorrito de encaje bordado, lo que levanta comentarios entre los artistas, que terminan por brindar. Aparece en ese momento Musetta, antigua amante de Marcello, lujosamente vestida y acompañada por un admirador y protector al que domina a su capricho, el viejo Alcindoro de Mitonneaux. Al ver a los amigos, Musetta obliga a sentarse a Alcindoro en una mesa cercana, mientras se hace manifiesta la irritación de Marcello, molesto desde un principio por su falta de pareja. Musetta, por su parte, avergüenza al viejo con palabras humillantes y trata de llamar la atención del pintor. Este hace sarcásticos comentarios sobre el carácter voluble y cruel de su antiguo amor. Ella comunica al viejo, obsesionado por su dignidad, que le molesta el calzado y le ordena que vaya a comprarle unos zapatos nuevos. Después pregona su belleza para que Marcello la escuche. El viejo marcha a cumplir el encargo y los enamorados de antaño acaban reconciliándose y se abrazan. Llega la hora de pagar y Musetta indica al camarero que el viejo que ha llegado con ella se hará cargo de todo. Invade la calle un desfile militar, con un tambor mayor a la cabeza, y lo siguen los amigos, junto a Mimì y Musetta, esta última llevada en volandas por Marcello y Colline, ya que se ha descalzado. Alcindoro regresa y se deja caer en una silla al recibir las facturas.

 

 

ACTO III

En una taberna junto a la Barrière d’Enfer,una de las aduanas de entrada a París, viven Marcello y Musetta. En ese momento, Rodolfo también está en su interior. Es febrero y la nieve cubre el paraje. Llega Mimì para consultar con Marcello las dificultades de su relación con Rodolfo, cuyos celos la están deteriorando hasta ponerla en gran riesgo. Marcello le recomienda que abandone a su amante. Sale Rodolfo de la taberna y Mimì se esconde. El poeta confiesa a su amigo que su amada es una coqueta, aunque acaba reconociendo que el verdadero problema es la grave enfermedad de Mimì, para cuyo tratamiento él carece de recursos y que puede llevarla pronto a la muerte. Un acceso de tos descubre la presencia de la muchacha, que ha escuchado el diagnóstico. Rodolfo corre en su ayuda. Ella le propone abandonarlo, pero Rodolfo le pide que no lo haga hasta la primavera. Mimì acepta con el deseo de que el escritor conserve como recuerdo el tocado de encaje. Unas risas de Musetta en el interior de la taberna han puesto en guardia a Marcello, que va en su busca. Se desencadena en la pareja una fuerte disputa por los celos de Marcello y la exigencia de libertad de su amante, lo que acaba con su relación.

 

 

ACTO IV

En su mansarda, Rodolfo y Marcello intentan trabajar, pero su pensamiento vuela hacia Mimì y Musetta, lo que les llena de nostalgia y dolor, pues su amor por ellas sigue vivo. Llegan Schaunard y Colline con un arenque y unos panes que comen entre todos haciendo la pantomima de participar de un gran banquete. Brindan, y Colline y Schaunard simulan batirse en duelo mientras Rodolfo y Marcello bailan a su alrededor. En el momento de mayor alboroto, Musetta entra repentinamente, llena de agitación, y comunica al grupo que Mimì viene con ella y está muy enferma. Rodolfo sale a la escalera para ayudarla a llegar a la cama. Musetta refiere lo que ha oído sobreMimì: que ha abandonado la casa del vizconde del que había sido amante y que no le queda mucho tiempo de vida. La había encontrado en una calle, y Mimì le había comunicado su deseo de morir junto a Rodolfo. Musetta entrega sus pendientes a Marcello para que los venda, a fin de comprar un cordial para Mimì. A su vez, Colline se despide de su viejo cubretodo, que correrá la misma suerte, e invita a los presentes a dejar solos a Rodolfo y Mimí. Todos ellos, menos Rodolfo, son conscientes de queMimì está viviendo sus últimos instantes.

 

Los amantes vuelven a declararse su amor con mayor intensidad, si cabe, que el día de su encuentro y recuerdan las palabras que se dedicaron entonces. Regresan Schaunard, Musetta y Marcello, trayendo estos últimos un manguito y el cordial, respectivamente. Además, Marcello ha avisado a un médico, que acudirá en seguida. Musetta reza de rodillas por Mimì, pero Schaunard transmite a Marcello que la muchacha ha muerto. Llega Colline. El sol se deposita sobre el rostro de Mimì. Rodolfo trata de ponerle freno tapando la ventana con el abrigo de Musetta, y Colline lo ayuda. Los gestos de consternación de Marcello y de Schaunard anuncian a Rodolfo el final de su amada, y el poeta se desploma junto al lecho donde yace.